escuela-infantil-loriguilla-instalaciones-aula-buhos-4

Juan y las Habichuelas Mágicas en clase

Aprovechando la llegada de la primavera a nuestra escuela infantil y la celebración del Día del Libro, en la clase de los Búhos de la Escuela Infantil realizamos una actividad muy chula que consistió en explicar el famosísimo cuento de los hermanos Grimm, Juan y las Habichuelas Mágicas.

Además, la actividad consistió en plantar legumbres en vasitos con algodón que cuando crezcan, llegarán al castillo del gigante.

escuela-infantil-loriguilla-instalaciones-aula-buhos-3

Nuestros búhos lo pasaron muy bien, disfrutaron del cuento, y prestaron mucha atención cada día al crecimiento de sus “habichuelas mágicas“.

escuela-infantil-loriguilla-instalaciones-aula-buhos-5

¡Os animamos a plantar vuestras habichuelas mágicas también en casa!

Y para ello, a continuación tenéis la historia de Juan:

 

“Juan vivía con su madre en el campo. Un día, mientras Juan paseaba, Se encontró un paquetito debajo de un árbol. Miró dentro del paquetito y vio que en él sólo había unas pequeñas semillas redondas; entonces, Juan se guardó las semillas en el bolsillo y se fue muy contento a su casa.

Juan plantó las semillas en el jardín de su casa y se fue a la cama porque estaba muy cansado. A la mañana siguiente, Juan descubrió que, de las semillas, habían crecido raíces y tallos tan largos que se perdían en las nubes. Juan trepó por uno de los tallos y al llegar arriba, vio un castillo.

Juan se acercó al castillo y entró con mucho cuidado. Dentro del castillo, sentado en un sillón, vio a un gigante que roncaba sin parar, con un montón de monedas de oro a sus pies.

Juan se acercó al gigante de puntillas y se llenó los bolsillos de monedas. Pero, de pronto, él gigante despertó y, dando un rugido, intentó atrapar a Juan.

Juan corrió hasta el tallo de las habichuelas mágicas, descendió por la planta y, cuando llegó al suelo, con un hacha cortó el tallo para que el gigante no pudiera bajar.

Juan y su madre vivieron muy felices desde entonces con las monedas de oro del gigante.”

 

No hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *