Juegos de luz y sombras para desarrollar sus capacidades intelectuales

Los pequeños alumnos de la escuela infantil Mandarina han podido conocer las diferencias entre la luz y la sombra, mediante la observación, exploración y realización de actividades sencillas con objetos tan cotidianos como una linterna. De esa forma, han podido desarrollar su curiosidad, espontaneidad y capacidad de asombro, y desarrollar mediante juegos  sus capacidades intelectuales.

El aula en penumbra se ha convertido en una especie de caja mágica, donde los alumnos han proyectado imágenes sobre la pared y sobre sus compañeros y hasta se han deslizado por el suelo como si fueran auténticos exploradores siguiendo la luz que emitían sus linternas. La experiencia ha sido divertida y al mismo tiempo les ha servido de aprendizaje.

No hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − doce =